top of page

Ensayo: La Carne ¿Necesidad o Negocio?

Por Olivia Todesco y Andrés Crespo


¿Qué creés que pasaría si de repente no consumimos más carne animal? La novela “Cadáver Exquisito'' nos describe una sociedad futura donde un virus afecta a los animales. Esto anula su consumo y aparece como alternativa el veganismo, hasta que los científicos aseguran que la carne es esencial. De esta manera se habilita el consumo de carne humana.

Luego de leer esta distopía, a miles de lectores se les hizo incómodo comer carne, hasta hubo quienes vomitaron. Es chocante porque jamás consideramos la posibilidad de estar en el lugar de los animales. Además, el libro despertó cierta curiosidad a quienes nunca pusieron en duda la industria de la carne, y su proceso o el trato con los animales.

Hay muchos personajes para pensar y reflexionar en Cadáver Exquisito, uno de los más interesantes es Marcos. Este trabaja en un frigorífico matando humanos, por lo tanto, conoce lo capitalista que es la industria de la carne. Además, nunca paró de cuestionar toda la “transición”, incluso desconfiaba de si el virus era verídico. Sin embargo, este personaje es un claro ejemplo de las personas que están en contra de un sistema pero forman parte de él.

Otro punto a analizar son las escenas donde lo tratan de irracional por su diferente opinión. Uno de los casos más claros es cuándo debate el uso de paraguas con su hermana. Los pájaros al defecar también pueden infectar humanos, o al menos eso se dice. Para Marcos, la industria de paraguas se aprovechó del virus para generar más ventas. Su hermana considera que lo que dice es una total locura y nunca evaluaría el hecho de que la epidemia no sea cierta.

Esto mismo dice Foucalt: “Existen procedimientos de exclusión que se encargan de desechar aquellas palabras que pueden ser peligrosas para el discurso. Por ejemplo, todo discurso tiene temas que están prohibidos, se acepta aquel que se ajusta a la razón, a la cordura. Todo lo que queda por fuera de ese discurso es tildado de irracionalidad, deLocura.” (Foucalt, 1970)


Por otro lado, también en uno de los capítulos se ve como la hermana de Marcos se enfada con sus hijos por jugar al "cadáver exquisito". Este es un entretenimiento prohibido que consiste en adivinar el sabor de una persona.

“—Me tienen harta con ese juego. Las personas no se comen. ¿O son salvajes ustedes?” (Bazterrica, 2022, p 61)

Observamos que la hermana de Marcos dice que “las personas no se comen” mientras se devora un plato de riñones. Esto sucede porque, si bien se sabe que comen carne humana, el gobierno y las publicidades, impusieron el nombre de "carne especial". Al quitar lo "humano" no le damos entidad y solo vemos el alimento como un producto o carne. De esta manera, nadie cuestiona la industria ni su procedencia. Lo mismo sucede con el jamón, muchas personas no son conscientes de donde procede, ya que el nombre no lo menciona.


Toda industria es un negocio que busca producir y comercializar su producto. Los medios nos muestran la parte positiva del consumo para generar ventas. De esta manera naturalizamos crueldades e ignoramos lo que hay detrás.

“Recuerda la misma publicidad, una y otra vez. Una mujer hermosa, pero vestida de manera conservadora, les sirve la cena a sus tres hijos y al marido. Mira a cámara y dice: «Yo le doy a mi familia alimento especial, la carne de siempre, pero más rica». Todos sonríen y comen. El gobierno, su gobierno, decidió resignificar ese producto. A la carne de humano la apodaron «carne especial». Dejó de ser solo «carne» para pasar a ser «lomo especial», «costilla especial», «riñón especial»”. (Bazterrica, 2022, p 11)

En nuestra cultura Argentina, donde la producción vacuna es prioritaria y hasta un baluarte de la alimentación, nos inculcan que “no podemos vivir sin la proteína animal”, o también que “la leche nos ayuda a fortalecernos por su alto contenido en calcio”. Pero, ¿por qué ingerimos carne hoy en día?


La carne como un recurso de supervivencia

Las grandes sequías y deficiencia de vegetales dan como resultado la introducción de la carne a la dieta del hombre primitivo. Como consecuencia de esto aparece en disminución del tamaño de los dientes molares, el fortalecimiento de las mandíbulas y los dientes frontales. Más alimento se traduce en más energía para la mente y el cuerpo.

El consumo de animales y la caza eran parte de un proceso natural en el que tomamos lo que necesitábamos. Todo pertenecía a una cadena alimenticia basada en la necesidad.


¿En qué momento esto cambió?

Con el pasar de los años, el hombre siguió evolucionando y desarrollando formas de organización social más complejas. Naciendo así, el capitalismo de la mano de hombres como Adam Smith.

La revolución industrial fue el inicio de la mecanización de industrias como la carne y los alimentos. El consumo de la carne animal ya no dependía de una cuestión de supervivencia, sino de una ganancia monetaria para la industria, la cual está basada en un modelo capitalista.

Este logró hacer funcional un sistema basado en la muerte de millones de animales, que en algunos casos vivieron vidas miserables, vistos nada más como un número más en la cadena de muertes interminables, con el único objetivo de generar ingresos a la industria.

“Ya no mueren animales por una necesidad de sobrevivir, mueren animales por dinero”.

Según la Dra. Patricia Aguirre, la industria alimentaria se transformó en un mercado rentable y explotable por la capacidad de producción y demanda comercial. Es tanta la exigencia de productos que los nuevos métodos de fabricación utilizados terminan siendo dañinos y nocivos para el medio ambiente. Esto provoca la contaminación de tierras y ríos, la degradación de suelos, el abuso del agua. Así como también daños a la biodiversidad de flora y fauna, contribución a la emisión de gases de efecto invernadero, como también contaminación ambiental y efectos delanteros para la salud humana. Estos procesos adversos con el planeta y la salud mundial terminan siendo aprobados por la ganancia monetaria de la industria.

En retrospectiva, la totalidad de lo que es la alimentación y la producción de comida se ve modificada debido a la necesidad de un comercio rentable y de la expansión del negocio a potenciales compradores extranjeros. No se busca alimentar a todas las personas, sino que el objetivo es ser consumidores de un producto, invisibilizando el proceso que hay detrás de los mismos.


Conclusión

La sociedad moderna se ha visto envuelta en el capitalismo y la necesidad de recibir un estímulo constante. Esto nos invita a ser unos consumidores del sistema. Grandes negocios como la industria de la carne y la alimentación son los más rentables y explotables de la actualidad. Al mismo tiempo, las compañías encubren la muerte de animales en malas condiciones de vida, la contaminación ambiental e innumerables actos de destrucción hacia nuestro planeta. Aun sabiendo esto, el único objetivo de estas es vender.

Cadáver exquisito nos muestra hasta dónde son capaces de llegar las industrias y el capitalismo para satisfacer una demanda. Además, nos hace preguntar cuándo los medios dejarán de naturalizar los procesos de los cuales no somos conscientes a la hora de comprar.

Esto seguirá sucediendo porque los sistemas se encargan de ocultar la verdad detrás de la carne y nuestros alimentos. En consecuencia, no hay cuestionamiento al paradigma. Finalmente, terminamos siendo parte del sistema, pero al no poder cambiarlo tampoco hacemos nada al respecto.




Bibliografía

Foucault, M. (1970). El Orden del Discurso (2022). En apunte de clase V. Murgia. 6°5ta en la Escuela N° 10.

Bazterrica, A. (2022). Entrevista del libro "Cadáver Exquisito" por la escuela N° 10.

Bazterrica, A. Cadáver exquisito. Buenos Aires, Clarín Alfaguara, 2017.

Aguirre, P (2019). ¿Hoy los alimentos son buenos para vender, pero no para comer?.

Entrevistado por SAC.


32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page