top of page

Ensayo: mujeres como objetos del silencio




Mujeres como objeto del silencio


La sociedad y sus costumbres a lo largo de los años y procesos han cambiado, o mejor dicho, han evolucionado gradualmente. Creo que, a diferencia de hace varios años atrás, tal vez unos 10, hoy vivimos con políticas mucho más igualitarias en lo que a géneros se refiere, las mujeres lograron ocupar cargos o posiciones mucho más importantes. Pero esto no significa que se haya eliminado todo tipo de discriminación y machismo, de hecho en muchas culturas todavía el papel de la mujer es nulo y vulnerado. A partir de la lectura de la novela “Cadáver Exquisito” de Agustina Bazterrica -que se desarrolla en un mundo donde las personas crían a otros seres humanos modificados para luego alimentarse de los mismo, un mundo donde prevalece la violencia, el canibalismo de cierta forma disfrazado y el poder machista- quiero profundizar o reflexionar sobre la conexión que hay entre la posición del sexo femenino en la novela y en la sociedad a lo largo del tiempo, buscando visibilizar esta desigualdad y entender su importancia.

Durante el desarrollo de la novela, a partir del capítulo 4, vemos a Marcos (el protagonista) recibir una hembra como le llaman ellos, que es una mujer genéticamente modificada y criada para ser comida, vista como un simple animal. En un principio él se muestra distante, como si tuviera un perro en su casa al cual solo tiene que darle de comer antes de irse y al volver, al que tiene que atar en el galpón para que no se escape o bañar sólo cuando tenga mucho olor. No hay contacto afectivo entre ellos, no hay un vínculo de relación (por lo menos en la primera parte) y esto justo es lo que me lleva a relacionarlo con muchas relaciones de estereotipo, sobre todo en un pasado pero con persistencia en la actualidad. Relaciones en las que el hombre solo se dedica a trabajar y la mujer se encarga de la limpieza de la casa, la comida, la ropa, el jardín, los hijos, el amor hacia los integrantes de la familia. No hay un interés o una importancia en las necesidades de la mujer, sobre todo sentimentales, no se recibe de parte de los hombres un cariño, así sea un simple “te amo” o un “¿Cómo estás?”. Se espera siempre más de ellas, que solucionen todo, que tengan todo en orden y se encarguen de todo, así como también recae sobre ellas la mayoría de las culpas y, a pesar de esto, normalmente el hombre siempre logra llevarse el mérito, termina recibiendo el poder y decretando qué es lo que está bien o está mal.

“¡¿Por qué?! Podría habernos dado más hijos”, le dice Cecilia a Marcos (cap. 19 parte 2). Acá nos encontramos con esa mirada que tienen sobre las hembras, como objetos simplemente usados para reproducirse y ser comidas, sin otra utilidad más que satisfacer las necesidades de algunos. Podríamos relacionarlo tranquilamente con la mirada que hay hacia las mujeres en la sociedad, sobre todo en un pasado no muy lejano, ese pensamiento de que la mujer sólo tiene que tener hijos y hacerse cargo de ellos, como si no tuvieran la posibilidad de tener otro futuro o elegirlo. Otro punto importante es el pensamiento que se tiene sobre el sexo femenino en casi todos los ámbitos, se las deja como inútiles, que no pueden hacer más de lo que se les impone. Ver una mujer mecánica, camionera, obrera o carpintera no es algo normal, porque tenemos en nuestros ideales que esos son trabajos de hombre y una chica nunca podría hacerlo como ellos. El fútbol es un claro ejemplo de esto ya que el masculino es el que más ingresos genera, más popularidad tiene, más desarrollo obtiene y el cual es visto como el único que puede ser realizado, ya que el fútbol femenino, a pesar de tener un crecimiento exponencial en los últimos años, todavía se ve como aburrido, mal jugado, algo de lo que no se puede vivir o con poco futuro.

Durante la lectura de “Cadáver exquisito” encontramos dos estereotipos de mujeres bien diferenciados, por un lado las más poderosas, como por ejemplo, Spanel (personaje de la misma), mujeres con un lugar fuerte en la sociedad, respeto y visión para los negocio, tal vez el tipo de mujer que se está construyendo de a poco y si algo es cierto, es que en las últimas épocas hubo un avance excepcional de los grupos feminista, del lugar que merecen las mujeres en la sociedad, se lograron hechos históricos como lo fue el voto femenino, políticas más igualitarias en cuanto a la violencia de género, un cambio cultural abismal desde las actividades hasta el uso de vestimenta. Hoy en día las mujeres ocupan cargos políticos altísimos, lograron obtener la posibilidad de encontrar más salidas laborales o igualar los sueldos con los de los hombres, poco a poco desde el lado artístico se les da otras oportunidades, como por ejemplo, desde la música urbana o la cultura del freestyle/hip hop, donde son mucho más respetadas que años atrás y obtienen el reconocimiento que se merecen. Volviendo al tema del deporte como lo es el fútbol, en nuestro país se avanzó mucho cuando se logró convertir el fútbol femenino en un deporte profesional dando así a las futbolista la posibilidad de cobrar un sueldo y vivir de lo que les gusta, o llegando a jugar en los estadios más importantes del país como lo haría cualquier equipo de fútbol masculino.

Por otro lado encontramos en la novela a las mujeres silenciadas, las que son maltratadas y violadas hasta llegar a su muerte, las que no cumplen ningún rol más que el que se les impone. “El Gringo le contesta que desde chiquitos los aíslan en incubadoras y después en jaulas. Que le sacan las cuerdas vocales y así los pueden controlar más.”(Cap. 3) Este fragmento me llevó a reflexionar sobre el silenciamiento que hay sobre las mujeres en muchos países del mundo como por ejemplo Afganistán, donde no se les permite estudiar ni trabajar, solo estar encerradas en su casa y realizar las tareas correspondiente, no pueden mostrar su cuerpo al mundo, deben taparse y ocultar, en pocas palabras, perder la identidad. No tienen la posibilidad de expresarse ni reclamar sus necesidades, solo deben aceptar lo que “les toca” por decirlo de alguna forma y ceder, si deciden hacer frente a las políticas sociales en las que viven es muy probable que terminen lastimadas o en el peor de los casos asesinadas, como le pasa a cualquier animal comestible que intentara escapar o salvarse del sistema en la novela.

“Sos tu cultura y no te muevas de ahí”(Darío Sztajnszrajber), este discurso de otredad nos hace ver que las culturas son comunidades homogéneas, solo hay un estilo de vida y no puede cambiarse. Como en la novela, donde el mercado de la carne especial es el único existen y aceptado, no se puede salir de él ni oponerse, los animales son animales y no dejarán de serlo; o como en nuestra sociedad que las mujeres solo tienen un lugar, una función y no pueden salir de ella, deben adaptarse y aceptarlo. Se condena al otro a no cambiar sus formas, a ser lo que se es y lo que se impone. Para enfocarnos más en la actualidad, una chica de 22 años fue asesinada por la policía iraní a causa de llevar indebidamente su hiyab (velo que cubre la cabeza y el pecho de la mujer), este fue el detonante para que las mujeres del país, y a lo largo del mundo, se unieran en repudio de dicho acto y en la búsqueda de justicia y mejores condiciones de vida, luchando por obtener el respeto que a estas alturas de la historia se merecen. Algunas de las acciones que se están llevando a cabo es terminar con el uso del hiyab, la formación de grupos feministas en distintos puntos de la nación, ataques a algunas entidades o simplemente comenzar a llevar una vida totalmente normal como la que llevan los hombres. Esto claramente es una muestra del agotamiento que cargan las mujeres por culpa de un sistema y una sociedad machista, en la que recién hoy están consiguiendo desarrollarse y revertir estos modos de vida que todavía persisten en muchas sociedades, sobre todo de Medio Oriente.

El libro me llevó a cuestionarme nuestros pensamientos, nuestros modos de vivir y de cómo hacemos vivir al otro, ver el lado violento, el poder que hay sobre las mujeres aun en los tiempos que corren. Me replanteé si realmente la sociedad avanza o solamente mejora en conveniencia de algunos y desgracia de otros, porque en muchos países todavía se vive con políticas machistas, con visiones muy retrógradas y por las cuales muchas mujeres sufren, son maltratadas, violadas o asesinadas. Creo que hay que trabajar para que las generaciones siguientes logren encontrar una sociedad totalmente igualitaria, donde el género solo sea eso, el género y nada más, donde no tenga que influir en el estilo de vida, en la toma de decisiones o simplemente en el desarrollo de cada uno.


Bibliografía

“Cadáver Exquisito” Agustina Bazterrica

- “Mentira la verdad” Darío Sztajnszrajber

-Noticia: “La revolución de las mujeres de Irán podría ser un momento como la caída del Muro de Berlín” Diario Online CNN


47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page